viernes, 28 de mayo de 2010

TOCO A LA PUERTA...


Toco a la puerta del sarcasmo, para verificar lo nefasto de su ironía,
 Sobre la mesa  de su incredulidad abismante, le entrego su  ignorancia y  lo malo de lo  vivido, 
Lo culpo de  la ambición de un destino borrado en la memoria de un errante, que imposibilitado de recuerdos, viaja hacia el edén de su  alma, para encontrar la respuesta al ciclo mitológico de vida, muerte y olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario