jueves, 21 de febrero de 2013

UNA MARIONETA ...

Una marioneta, feliz y cansada baja por una cascada,
No sabe quien la tiró al río, Solo sabe que la usaron y
Que ya no la necesitan. Pronto se hundirá, los algodones
Se le están mojando, su cabecita de terciopelo azul, no resistirá,
Pero es afortunada no tiene corazón y por eso no sufre,
aún así sabe que lo entrego
Todo.

17 comentarios:

  1. Entregar el corazón, sólo unos cuantos, sigue estando dentro, sólo que quien lo ocupa lo ha dejado lastimado

    Besos Renato

    ResponderEliminar
  2. Asi nos hacen los otros por veces...nos sieguen usando encuanto de nosotros precisan...despues...nos largan...

    Abrazo amigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sentirse usado siempre es triste, pero si lo entregaste todo realmente eso quedará por siempre en tu corazón Un abrazo.

      Eliminar
  3. En el intento de permanecer erguida la marioneta intenta desesperadamente conservar su corazón... siempre se intenta pero muchas veces cae vencida.
    Te dejo un abrazo, buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Cristina, un abrazo para ti a la distancia :)

      Eliminar
  4. Tu entrada tiene un dejo profundo de tristeza y melancolía por aquella persona que un día fue el mundo entero y hoy ya nos dejo en el olvido...geniales versos, segui escribiendo asi, saludos renato!n.n

    ResponderEliminar
  5. Renato, que triste es esta poesía...
    ...eres muy sentido en tus versos...transmites de manera muy real sentimientos muy profundos..

    Bello todo...

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Stefanía, son parte de la esencia de todo lo que la vida me ha enseñado, voy en ese viaje aún. Un abrazo :)

      Eliminar
  6. renato, aveces hasta lo que no tiene corazon como un titere o marioneta se puede sentir en la tristeza profunda en la que ha sido sometida/do

    el sonido del silencio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. todos somos un poco titere de la sociedad, el amor, la vida misma, no importa luchar y aferrarse es lo que cuenta. Saludos

      Eliminar
  7. Siempre nos sentimos marionetas, en algún sentido lo somos (en la fe, en la familia, en las ideas, etc.). Me gusta que tus palabras den la sensación de ser circulares y que prevalezca la felicidad. No sé por qué, a pesar de la melancolía y la tristeza, siento que tiene un dejo de optimismo. Lo entregó Todo, lo sabe, se encuentra a sí misma. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Don Juan, siempre debe prevalecer la felicidad, siempre hay un motivo porque soñar. Un abrazo

      Eliminar
  8. Tantas metáforas podemos hacer con las marionetas y tantas historias a través de ellas, a mi esta me ha gustado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias un pirata, que bueno que te haya gustado. Saludos

      Eliminar