lunes, 16 de julio de 2012

PERLA.....


Perla deseaba tenerlo todo,  su belleza era descomunal, su inteligencia magnífica, su elegancia era única, tenía todo lo que una mujer podía desear en la vida, ella también lo creía, hasta el día que conoció a David.

La puerta  ese día sonó dos veces,  y Perla fue quien se dispuso a abrir,  cuando lo hizo sus ojos comenzaron a brillar  y a soñar, fue entonces en ese momento que se enamoró perdidamente del hombre que allí  en frente se encontraba, Julieta hermana menor de Perla se asomó de pronto y le dijo:” querida hermana como has estado tanto tiempo sin verte, estas hermosa como siempre,  te presento  a David mi prometido”

- Perla sonrío forzadamente y respondió :-” hermana  qué bueno verte de nuevo, fueron cinco largos años sin verte, te he traído de todo desde Europa”-, miró a David de reojo y le dijo:.-“ encantada de conocerte”.
  
Durante todo ese día el corazón de Perla palpitó cada segundo, cada mirada era para él, mariposas en su estomago , jamás había sentido algo así, menos pensó sentirse de esa manera, fue entonces cuando se levantó decidida al día siguiente a conquistar a David no importaba cómo, no importaba lo que costara, ella tenía fe, pues era tan hermosa como una flor en primavera, todos los hombres, hacían filas para conquistar su corazón, esto suponía un reto fácil para ella,  su hermana no era gran  rival para ella, jamás lo había sido.

 Esa noche usó el más hermoso vestido que pudo haber hallado, se maquilló como nunca, uso las esmeraldas que su padre le había traído desde Londres,  bajó paso a paso las escaleras  y viendo a a  David solo en la sala de piano, se dirigió hacia el y sonriendo amablemente  le dijo . “buenos días ”  -“ buen día”- respondió  David”,  ella en una jugada magistral se acercó un poco más a él  y soltó su pañuelo dejándolo caer, David rápidamente lo recogió,  quedando frente a ella, quien no dudo un instante y  trató de besarlo , pero el tomó distancia y le dijo:” eres hermosa de eso no hay duda, pero eres hermana de Julieta y yo a ella la amo”- 

 Perla, indignada le quitó su pañuelo  y se marchó corriendo a su pieza, disgustada con su rechazo lloró  mientras arrojaba  todo lo que encontró a su paso  y mirándose al espejo  exclamó: “ nunca nadie me ha rechazado, y tú no vas a ser la excepción”,   fue entonces en ese minuto que recordó que en el pueblo habían unos gitanos que estaban de paso por él, corrió  escaleras abajo y se dirigió al establo, tomó su caballo y montó hasta donde estos se alojaban, ya en el lugar, un gitano al verla, le consultó qué buscaba, a lo que  ella  respondió; -“quiero consultar mi futuro”-, entonces amablemente la condujo  donde la gitana más vieja del lugar ,quien era una eminencia de la magia.

Perla con un poco de recelo entró en la carpa, la gitana al verla le dijo:- “qué deseas  que haga por tí mujer, qué quieres que yo haga por tu alma, sentaos”—. Perla tomó asiento y le respondió:-“ quiero conquistar a un hombre, quiero que sea solo para mi”-; la gitana tomó sus cartas diciéndole:- “para qué quieres a ese hombre si puedes tener al que quieras-“. Ella replicó:-“pero  yo quiero a ese hombre, solamente a ese”- la gitana la miró a los ojos y respondió:-“ ese hombre  ahora ama a tu hermana, deja que el destino se encargue  y tal vez, tengas lo que quieres, a ti te falta mucho para aprender de amor, no dejes que la soberbia y el egoísmo invadan tu alma, aún estas a tiempo”- “ gitana insolente”- respondió ella, -“vas a ayudarme o no”-, la gitana insistío .-“es mejor que dejes las cosas como están, créeme es lo mejor,  tiempo al tiempo”-. Perla enfurecida se incorporó de pie , le arrojó el dinero y se retiró, cuando estaba por tomar su caballo, otra gitana un poco más joven se le acercó y le preguntó:” ¿ necesitas ayuda mujer?”- “yo puedo ayudarte”, a perla le brillaron los ojos y sonriendo con malicia le respondió; -“espero que tu me puedas ayudar  de verdad y no quites de mi tiempo como la otra maldita vieja”- ; “acompáñame le dijo”- ; fueron cerca del río que estaba a  orillas del campamento , la gitana le dijo:”- necesito tus joyas como paga quiero esas esmeraldas que llevas puestas”-, Perla le contestó que era imposible, entonces “no hay trato dijo la gitana”-, entonces Perla finalmente asintió con la cabeza y dijo: “quiero a un hombre de nombre  David y quiero que me ame a mí , sólo a mí y para siempre”; la gitana preguntó:” ¿ no te importa el costo?”,-“ no, no me importa”- replicó ella, la gitana le dijo entonces: “ - la única forma  es eliminar a tu rival es usando la magia negra , ella eliminara de raíz también el amor que en él habita , tal como  una botella, con su  contenido”-“ pues hagámoslo”  entonces dijo Perla; “-repite el siguiente hechizo de luna ”- le contestó la gitana:  “la luna me baña, la luna me escucha, la luna elimina todo aquel obstáculo que se encuentra en mi camino, la luna me  baña, la luna me escucha, la luna me concede al hombre que amo , oh destellante luna, toma en cuenta mi petición y envuélme en tu gracia, por que este odio es más fuerte que todo y mi necesidad es urgente, oh poderosa luna, convoca a la muerte para que ésta sea mi aliada y escuche mi pedido.”Al terminar las frases Perla sintió una brisa helada en su cuello, el agua del río se tornó turbia, y la noche se volvió más densa,  la gitana al finalizar el conjuro le dijo:”- ya está todo hecho, ahora quiero mi paga”-; 

Perla le entregó el collar, tomó su caballo y se dirigió hacia su hacienda,  al llegar escuchó los gritos de un hombre desde afuera de la casa y entonces  entró encontrándose a  David con Julieta  entre sus brazos , ésta yacía pálida como la nieve , estaba muerta, pues cortando rozas pinchó accidentalmente su dedo con una rosa y sin mayor explicación  se desangró de forma muy veloz; Perla no sabía qué hacer ni qué decir,  pues tenía sentimientos encontrados, en realidad nunca quiso que su hermana muriera, pero ya no había vuelta atrás, por lo que sólo se limitó a observar a David mientras éste gritaba desecho.

 Pasaron  nueve meses de la muerte de Julieta y David se casó con Perla, él sólo por soledad y por el  recuerdo de su amada, Julieta en cambio trató infructuosamente durante todo ese tiempo conquistar el verdadero amor de David, pero fue imposible, el recuerdo de su hermana fallecida fue más fuerte.

Un día estando sola en la casa se dirigió a la recamara de su hermana y entró, se sentó en la cama, y gritó :-” te juro  que yo no quería esto, yo no quería….”-, vió entonces sobre el velador una carta y al costado una maleta de viaje, la tomó de prisa y la abrió viendo lo que allí estaba escrito: “Querida Hermana, cuando leas esta carta lo más probable que yo ya  este en Europa de nuevo, quiero contarte que tengo estoy muy enferma y  pronto voy a morir, viajé con David por que tengo la secreta esperanza de que serán muy buenos amigos y quién sabe si  algún día se enamoren, eres una gran mujer y a pesar de que tuvimos algún día nuestras diferencias, sé que me quieres tanto como yo a ti, sólo espero que lo cuides y le expliques mi urgente partida  con el tiempo lo comprenderá todo, No quiero que me vea morir de esta forma tan triste. Un beso hermana, te amaré por siempre”-, 

al terminar de leer la carta Perla comprendió todo, Julieta ese día se iría de viaje sola sin David,  no quería que éste sufriera con su enfermedad ,  así  David algún día se enamoraría de Perla, fue entonces que recordó las palabras de la vieja gitana que no quiso ayudarla, pues ella sabía  que el destino se encargaría de unirla con David sin necesariamente  hacer uso del mal, la magia negra tiene un precio y Perla recordó  también sus palabras “no importa a que costo”, pero para Perla fue demasiado tarde y el costo demasiado alto, su  ser egoísta y caprichoso , no solo arruinó su vida sino también la de David. Fue así entonces que  lloró amargamente y muy amargamente hasta el último día de su vida, porque no conoció nunca el  amor verdadero, porque nunca supo amar a su hermana, quien tanto a ella la amaba, porque nunca entendió que la única magia capaz de hacerla feliz se llamaba amor, pero amor de verdad.

domingo, 8 de julio de 2012

THE END......







No sé en qué momento mi bicicleta cayó cerca de Saint-George, pero mi vista ya estaba sobre el pavimento y mi aliento se había esfumado, el ritmo de los latidos se detuvo y del cielo miles de centellas incandescentes bajaron, ya todo se había acabado, las rosas yacían sobre el suelo y con ellas mi historia y declaración, me lo había prometido, pero esperé demasiado, tenía miedo, me había decidido amar, pero ya era tarde, la vida se me ha ido y con ella mi resplandor.





“vivir sin existir, morir existiendo, en la vida y hasta su fin”.♛♛♛

lunes, 2 de julio de 2012

EL ÚLTIMO VIAJE....


Nos juntaríamos en la cafetería de Jesse Cox a las 8.30pm, aún no lo podía creer, llegaba desde su viaje eterno de Alemania, parecía que fue ayer que con mi cara llena de lágrimas le despedí en el aeropuerto, pero ya estaba,  la emoción me dejo sin comer casi dos días, había olvidado todo, mi celular, mi vida, mi agenda, menos mi corazón.

Cuando llegue donde Jesse, la mesa reservada estaba vacía,  tal vez el vuelo se atraso pensé, de pronto la mesera del lugar se acercó y me indicó que había algo para mí sobre la mesa, una sonrisa nerviosa me invadió, me senté y le pedí que me dejará solo, sobre el mantel yacía una carta, no quise abrirla, las manos me temblaban y mi alma estaba agitada, pero no había opción y comencé a leer.:

“ Lo siento, quería decirte esto antes, pero no tuve el valor para mirarte a los ojos y decirte esto en persona, vine solo por un día, necesitaba arreglar unos papeles, me caso este viernes, bueno no te dije nada, no quería lastimarte, ya sabes la distancia, el tiempo, pero bueno, el cariño permanecerá siempre,  espero comprendas y puedas algún día perdonarme, besos E.T” …

su nota fría y distante hizo que el mundo diera vueltas por mi cabeza, tantas vueltas que mis lágrimas cayeron una a una hasta agotar el manantial de su procedencia, nos conocíamos hace 6 años, y ahora esto era todo lo que me dejaba, no hubo gritos, insultos, recriminaciones, nada tan solo una carta con frases hechas y poco probadas, no se acordó de mi corazón, de los pedazos que tuve que recoger sobre la mesa cuando estalló, no se acordó de las promesas, de los proyectos, no se acordó, de escribirme antes la receta para olvidar, al terminar levante la vista y  con la cara de un payaso que sigue con la función me levante de la silla, arrugue la carta y la tiré al infinito, salí del lugar y camine por la quinta avenida con el vacío más profundo, con la incertidumbre de cómo comenzar de nuevo, de cómo amanecer sin el sol que me cobijaba, de cómo creer de nuevo para no volver a amar jamás.