lunes, 2 de julio de 2012

EL ÚLTIMO VIAJE....


Nos juntaríamos en la cafetería de Jesse Cox a las 8.30pm, aún no lo podía creer, llegaba desde su viaje eterno de Alemania, parecía que fue ayer que con mi cara llena de lágrimas le despedí en el aeropuerto, pero ya estaba,  la emoción me dejo sin comer casi dos días, había olvidado todo, mi celular, mi vida, mi agenda, menos mi corazón.

Cuando llegue donde Jesse, la mesa reservada estaba vacía,  tal vez el vuelo se atraso pensé, de pronto la mesera del lugar se acercó y me indicó que había algo para mí sobre la mesa, una sonrisa nerviosa me invadió, me senté y le pedí que me dejará solo, sobre el mantel yacía una carta, no quise abrirla, las manos me temblaban y mi alma estaba agitada, pero no había opción y comencé a leer.:

“ Lo siento, quería decirte esto antes, pero no tuve el valor para mirarte a los ojos y decirte esto en persona, vine solo por un día, necesitaba arreglar unos papeles, me caso este viernes, bueno no te dije nada, no quería lastimarte, ya sabes la distancia, el tiempo, pero bueno, el cariño permanecerá siempre,  espero comprendas y puedas algún día perdonarme, besos E.T” …

su nota fría y distante hizo que el mundo diera vueltas por mi cabeza, tantas vueltas que mis lágrimas cayeron una a una hasta agotar el manantial de su procedencia, nos conocíamos hace 6 años, y ahora esto era todo lo que me dejaba, no hubo gritos, insultos, recriminaciones, nada tan solo una carta con frases hechas y poco probadas, no se acordó de mi corazón, de los pedazos que tuve que recoger sobre la mesa cuando estalló, no se acordó de las promesas, de los proyectos, no se acordó, de escribirme antes la receta para olvidar, al terminar levante la vista y  con la cara de un payaso que sigue con la función me levante de la silla, arrugue la carta y la tiré al infinito, salí del lugar y camine por la quinta avenida con el vacío más profundo, con la incertidumbre de cómo comenzar de nuevo, de cómo amanecer sin el sol que me cobijaba, de cómo creer de nuevo para no volver a amar jamás.

6 comentarios:

  1. Los golpes sentimentales son asì de rudos, pero el tiempo va borrando le desamor, tal vez otro dia salga el sol.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fus, fue una historia contada en primera persona, inspirada en todos aquellos finales sin previo aviso, por suerte no es la mía, gracias por leer, un abrazo :)♛

      Eliminar
  2. Cuando nos abandonan tambien nos abandona algo dentro de nosotros que jamas regresa. El dolor y la tristeza es a veces la unica prueba de que estamos vivos.

    Hermoso texto. me gusto mucho

    Au revoir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. desde que nacemos, sabemos que la soledad y el abandono llegar en algún momento en la vida, puede ser breve, esporádico, pero siempre duele, al menos al protagonista de mi historia le dolió. Un abrazo, Nico, ♛ :)

      Eliminar
  3. sin palabras...
    ante cada partida.. algo se desprende.. se destruye..y ni suquiera tuviste tan solo una pequeña y maldita idea! de lo que estaba pasando! tan solo.. eran minutos que convertias en felicidad! y en espera! por algo que valia la pena.. hacerlo... pero valio la pena?
    esa es un sentimiento de rencor.. no ver las cosas.. cuando estaban pasando frente a los ojos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuando uno relata la historia en primera persona aunque nunca haya sucedido, se siente, empatiza y cree en su dolor, es mejor recrear una escena que pasar por vivirla. Gracias por pasar Leo, Un Abrazo ♛ :)

      Eliminar