domingo, 30 de diciembre de 2012

COMO UN JUNCO...



Sopla el viento en las montañas que me distancian de mi ser,
Solo amarrado sobre el mástil de este barco a la deriva,
Perdido en este océano, lejano de todo, indiferente del miedo,
Olvidado entre papales, salpicado de tristezas, ignorante de mí,
Persistente de no naufragar, de  no detenerme, de no arrojarme,
Como un  junco que se dobla, pero  permanece siempre en pie.

1 comentario:

  1. Lo más importante es mantenerse en pie ante las adversidades....como bien dices el junco dobla pero permanece en pie ...eso es!
    Nunca deberíamos caer, pues siempre habrá algo que nos haga levantarnos cada vez más!

    precioso blog, un abrazo.

    ResponderEliminar